lunes, 24 de noviembre de 2008

Problemas de la Profesión Docente

Introducción:

En el presente trabajo desarrollaremos los problemas que afectan el desarrollo de la profesión docente, no enfocándonos en un problema específico, sino que abarcaremos de forma general las dificultades que los docentes presentan al desarrollar su profesión e intentaremos dar una solución a los distintos problemas presentados.

Para esto es necesario manejar ciertos conceptos relacionados con el desarrollo de la profesión docente. Antes que todo debemos aclarar los aspectos generales, por lo tanto nuestra primera pregunta antes de comenzar este análisis es: “¿Qué es educación?”.

La raíz etimológica del concepto educación posee dos acepciones provenientes del latín: “educere”, que significa guiar y “educare” que significa extraer. Por lo que entendemos que el concepto de educación une estas dos acepciones del latín interpretándose como “guiar al sujeto en la extracción de sus conocimientos internos para que éste sea capaz de exteriorizarlos y aplicarlos en su diario vivir.”

En otras palabras, podemos concluir que la educación es un proceso de crecimiento y perfeccionamiento de un individuo, el cual asimila los conocimientos entregados y desarrolla la habilidad de utilizar esos conocimientos para alcanzar sus ideales.

Otro concepto importante que debemos definir antes de hablar sobre los problemas de la profesión, es el concepto de Calidad.

En términos racionales podemos decir que una ‘escuela de calidad’ se entiende como la escuela que promueve el desarrollo de sus estudiantes en todos los aspectos (intelectual, cultural, social, moral, emocional) considerando el ambiente en el cual se desarrolla, esto quiere decir, considerar la edad de los alumnos, nivel socio cultural y económico. Un sistema escolar eficaz es el que maximiza la capacidad de las escuelas para alcanzar esos resultados porque calidad no es tan solo rendimiento académico, sino que implica compromiso, satisfacción de poder entregar algo bueno, la entrega de un servicio necesario para la sociedad.

Para verificar la calidad de la educación que estamos entregando, debemos plantearnos cinco preguntas básicas, que nos servirán como guía para llevar a cabo nuestra labor docente de una manera eficaz: ¿qué aprenden los estudiantes?, ¿cuál es el nivel al que ocurren esos aprendizajes?, ¿qué competencias han desarrollado los estudiantes en base de esos aprendizajes?, ¿cómo han ocurrido los aprendizajes?, y ¿bajo qué condiciones se han producido los aprendizajes?.

El problema que surge después de entender estos conceptos es que no se puede tomar un concepto aislado y tratar de solucionar un problema enfocado en ese aspecto, porque nos damos cuenta que todos ellos están ligados y no podemos separarlos por más que queramos. Por lo tanto, aun nos falta definir el concepto de ‘Competencias’ para poder comenzar con el análisis de problemas.

Citando nuestro posterior trabajo “Competencias de la profesión docente” podemos decir que: Competencias es la forma en que una persona utiliza todos sus recursos para resolver tareas en un contexto determinado. No se es competente por saber más, si no que se es competente cuando se logra utilizar adecuadamente todos los recursos que se poseen en una tarea concreta.

A su vez las competencias se pueden definir como el conjunto de conocimientos, valores, actitudes y saberes que una persona posee, pero se debe tener en cuenta que no cualquier conjunto es una competencia, ésta solo se adquiere cuando el conjunto se forma adecuadamente, es decir, cuando el sujeto usa el conjunto apropiadamente.

El Marco de la Buena Enseñanza: marco elaborado por el Ministerio de Educación, como una estrategia para estructurar el trabajo de los docentes dentro de los establecimientos educacionales, es una especie de receta a seguir por parte de los profesores. La que esta descrita en cuatro Dominios A,B,C y D los que hacen referencia a un aspecto distinto de la enseñanza.

A continuación desarrollaremos los problemas detectados en la profesión docente y en la aplicación de sus conocimientos.


Desarrollo

Desvalorización de la Profesión Docente:

Existe una falta de interés por estudiar pedagogía porque socialmente no es una carrera reconocida pero a pesar del poco valor dado a las carreras pedagógicas, aun quedan personas como nosotros dispuestas a entregarnos al servicio social, prestándonos como mediadores de la enseñanza para mejorar así la educación del país, en nuestro caso el desarrollo del inglés en nuestra sociedad.

Debemos dar mayor énfasis al desarrollo de las carreras pedagógicas, ya que estas no incentivan a los futuros estudiantes a tenerlas como una opción de estudio, pues la imagen que se tiene de quienes egresan y el futuro laboral que desarrollan, muchas veces no son factores con los cuales se pueda promocionar la educación.

Son los docentes quienes forman al futuro de nuestro país, por lo tanto, estos deberían tomarse con mayor seriedad. Ya que es por este menosprecio que existen tantos prejuicios frente a los individuos que desarrollan esta profesión.

Tras realizar un rol similar, en cuanto a que se beneficia la comunidad, los docentes deberían ganar un mayor sueldo, porque realizan una de las tareas más importantes en el desarrollo de una sociedad, ya que si no existieran los docentes, nadie tendría una base de estudios, por lo tanto, nadie estaría capacitado para llegar a un nivel universitario.

Falta de dominio de las materias que enseñan

El profesor dejo de ser el personaje omnipotente que tiene la verdad absoluta y recitaba conocimientos frente a su audiencia, los estudiantes. Hoy y gracias a la tecnología, los estudiantes están cada vez mas informados y muchas veces dominan con mayor precisión un tema determinado. Esto no quiere decir que la tecnología reemplace el rol del docente, al contrario, lo complementa, pues es capaz de incentivar al alumno en la búsqueda de información y nuevos conocimientos. Sin embargo, podemos observar que los actuales docentes solo se enfocan en el área que les corresponde, ya sea Matemáticas, Lenguaje, Ciencias o idiomas.

Los profesores hoy en día tienen una escasa gama de conocimientos, ya que se han enfocado netamente en estudiar un área específica, es decir, aprenden, estudian y preparan contenidos limitados frente a la asignatura que enseñaran, impidiendo así cualquier tipo de conexión existente entre la variada gama de conocimientos que antiguamente desarrollaban. Una forma de realizar una conexión entre las asignaturas es el uso de un sistema cross-curricular, es decir que el profesor de una determinada asignatura puede trabajar en conjunto con el profesor de otra asignatura desarrollando proyectos que apunten a generar y reforzar conocimiento. Por ejemplo si el profesor de inglés prepara una clase a la cual lleva un texto relacionado con el medio ambiente, y genera una discusión en el idioma que enseña, los estudiantes estarán adquiriendo nuevos conocimientos en una segunda lengua, y a la vez reforzaran la asignatura “Comprensión del Medio Natural”.

Bajos Ingresos

La encuesta CASEN de 1996 señala que los profesores municipales presentan un ingreso aproximado de $2.050 por hora, lo que hasta el año 2000 aumento solo $700 pesos, situación que no deja conforme a los docentes, ya que señalan que este sueldo muestra la falta de preocupación por la educación del país. Sin embargo, debemos tener en cuenta que el trabajo del docente, le brinda distintos beneficios, como la estabilidad de su trabajo, un extenso período de vacaciones, que no cualquier funcionario podría tener, etc.

Con los beneficios mencionados anteriormente no justificamos los bajos sueldos que reciben los profesores, ya que como cualquier profesional necesita tener un ingreso que le brinde sustento y seguridad.

La posible solución que podemos dar a este problema es una nueva distribución al dinero destinado a la educación, la creación de nuevos bonos o premios por buen desempeño, el financiamiento de proyectos educacionales, para así incentivar a los profesores a realizar su labor pedagógica de mejor manera.

Malas Condiciones de Trabajo

En muchas ocasiones los profesores reclaman por la falta de recursos electrónicos, ya que la falta de estos les impide el óptimo desarrollo de su clase. Sin embargo esta situación es bastante contradictoria, pues existen colegios rurales que no están equipados con tecnologías de punta, sin embargo son capaces de lograr mejores resultados en el SIMCE que los establecimientos que tienen los recursos tecnológicos. Nosotras creemos que la responsabilidad no recae en la falta de estos recursos, sino que recae en el profesor, porque es el quien debe adaptarse a las condiciones laborales, preparando su material de trabajo con los recursos existentes. Y teniendo claro que los recursos electrónicos como lo son los computadores, data-show y retro-proyector, son solo complementos para el desarrollo de la clase, no la base de estas. Estos complementos electrónicos cumplen el rol que cumplía la cartulina, la pizarra a tiza y los imprescindibles libros de estudios.

Por lo tanto concluimos que los recursos materiales no son imprescindibles para el desarrollo de una clase como lo es la creatividad de un profesor para llevar a cabo proyectos que incentiven el estudio, el uso de razonamiento y la participación por parte de sus estudiantes.

Falta de vocación docente

Se cree que los estudiantes que ingresan a estudiar carreras pedagógicas lo hacen porque creen tener vocación, ya que el ser profesor requiere dedicación, preocupación y un compromiso para con la sociedad.

Sin embargo, se sabe que mucho de los estudiantes que ingresan a estas carreras lo hacen porque el puntaje obtenido en la prueba de selección universitaria (PSU), no fue el esperado y por lo tanto no pueden postular a carreras que exigen altos puntajes, como lo son ingeniería, nutrición o medicina, entre otras. Este bajo puntaje requerido para postular, apoya la idea errónea de que las carreras humanistas son mediocres y que quienes egresan de ellas no podrán aspirar a ser profesionales exitosos y con grandes ingresos. Esta idea acerca de la mediocridad de las carreras pedagógicas se crea cuando la clase obrera comienza a interesarse por estas carreras, ya que eran una buena oportunidad para surgir y cambiar su situación socioeconómica y cultural. Debemos señalar y recalcar que esta idea es completamente errónea, pues si no fuera por los docentes, ¿quiénes enseñarían a los niños que hoy ingresan al colegio? ¿O quienes enseñarían en las universidades?, los profesores son el pilar de nuestra sociedad pues son sujetos que están constantemente renovando sus conocimientos a medida que la sociedad lo requiera, para luego inculcarlo a las nuevas generaciones. Es necesario tener en cuenta que el inculcar no es la repetición de conocimientos, sino que por medio de esta inculcacion el docente enseña a los alumnos a incorporar los conocimientos y que a la vez estos sean capaces de desarrollar las herramientas que en el futuro emplearan, como por el ejemplo: métodos de investigación y razonamiento lógico de ideas, entre otros.


Conclusión:


Frente a los problemas señalados podemos concluir que el no reconocimiento social de las carreras pedagógicas genera rechazo por parte de los estudiantes ya que no son carreras consideradas rentables para el futuro laboral. Esto genera un desinterés por el trabajo social que realizan los docentes y se ve reflejado en el bajo puntaje exigido para postular a esta carrera.

La falta de vocación de algunos estudiantes de carreras pedagógicas genera docentes de baja calidad pues no toman enserio el aprendizaje de los métodos de enseñanza.

El desarrollo de esto es posible medirlo de acuerdo a los cuatro dominios mencionados en Marco de la Buena Enseñanza; Dominio A: Preparación para la buena enseñanza, en el cual los criterios se refieren a los principios y competencias necesarios que el profesor debe desarrollar. Dominio B: Creación de un ambiente propicio para el aprendizaje: se refiere al clima y ambiente que el docente prepara para llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje. Dominio C: Enseñanza para el aprendizaje de todos los estudiantes: se refiere a la capacidad que debe tener el profesor para enseñar un contenido de forma que todos sus alumnos puedan entender sin mayor dificultad. Y finalmente el Dominio D: Responsabilidades profesionales: los criterios que componen este dominio están relacionados con el método de enseñanza que empleará el profesor y la preocupación por llevar a cabo una educación de calidad.

Estos dominios son esenciales en el proceso de enseñanza, por lo tanto, un estudiantes que realmente no está interesado en la importante labor social que cumples los profesores nunca llegará a lograr una educación de calidad, que es lo que nuestra sociedad necesita.

Finalmente podemos concluir que para lograr una educación de buena calidad lo primero que debemos hacer es preguntarnos a nosotros mismo como profesores si estamos cumpliendo de buena manera los dominios propuestos en el Marco de la Buena enseñanza, ya que estos nos sirven de guía para medir la eficacia de nuestra enseñanza. Algunos de los aspectos básicos para ser buen profesor es formular metas de aprendizaje coherentes, dominar los contenidos que enseña, crear métodos de enseñanza apropiados y crear entre los alumnos un clima de confianza, respeto y equidad.



1 comentario:

Dasya Alvarez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.